César Vallejo, Maestro de la literatura peruana.

Publicado: octubre 15, 2010 en Artículos
Etiquetas:, ,

Lo de Vargas LLosa ha causado una enorme alegría en Perú, muy merecida por supuesto, pero también me gustaría mencionar autores que se han internacionalizado, y que su talento en las letras ha sido reconocido por la crítica mundial. Este post lo dedico a César Vallejo, “el cholo triste”.

El mayor poeta hispanoamericano, es sin dudas, César Vallejo. Hace unas semanas, hubo una conferencia en la universidad, y vino el decano de la facultad de periodismo de la Universidad Externado de Colombia, Miguel Méndez Camacho, quien nos regaló un pequeño libro de antologías con las poesías de Vallejo, titulado Quiero escribir, pero me sale espuma. Fue un orgullo el cómo nuestros hermanos valoran al autor de Los Heraldos Negros, de quien se han presentado innumerables tesis doctorales en universidades de todo el mundo. Incluso el crítico literario Thomas Merton, lo consideró “el más grande poeta universal después de Dante“.

Su poesía es triste, como lector eso se siente en cada palabra. Algunos lo consideran el poeta que representó mejor el dolor humano. Y aún así mantiene una pequeña esperanza, como lo dice su poema Hoy me gusta la vida mucho menos:

 

Hoy me gusta la vida mucho menos,
Pero siempre me gusta vivir: ya lo decía.
Casi toqué la parte de mi todo y me contuve
Con un tiro en la lengua detrás de mi palabra.
Hoy me palpo el mentón en retirada
y en estos momentáneos pantalones yo me digo:
¡Tanta vida y jamás!
¡Tantos años y siempre mis semanas!…
Mis padres enterrados con su piedra
Y su triste estirón que no ha acabado;
de cuerpo entero hermanos, mis hermanos,
Y, en fin, mi ser parado y en chaleco.
Me gusta la vida enormemente
pero, desde luego,
con mi muerte querida y mi café
y viendo los castaños frondosos de París
y diciendo:
Es un ojo éste, aquél; una frente ésta, aquélla… y
[repitiendo:
¡Tanta vida y jamás me falla la tonada!
¡Tantos años y siempre, siempre, siempre!
Dije chaleco, dije
Todo, parte, ansia, dije casi, por no llorar.
Que es verdad que sufrí en aquel hospital que queda
[al lado
y está bien y está mal haber mirado
De abajo para arriba mi organismo.
Me gustará vivir siempre, así fuese de barriga,
porque, como iba diciendo y lo repito,
¡Tanta vida y jamás! ¡Y tantos años,
Y siempre, mucho siempre, siempre siempre!

 

Aplausos para este gran autor peruano, un buen ejemplo profesional a seguir. Punto aparte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s