Posts etiquetados ‘escritura’

He dejado un poco la metáfora por la narración. Desde que empecé a vivir la literatura, mi idea nunca dejó de estar enfocada en llegar a escribir libros, como muchos de los que están leyendo este post, así como empezaron los grandes escritores, todos con esas ganas de descargar ideas y sentimientos, no por una cuestión comercial sino como una catarsis de la que nos queremos liberar. Porque como todo ser humano, minúsculo pero único, soy un testimonio del universo, una posibilidad mágica de existencia, y todo lo que existe alrededor me ha producido tantas sensaciones, por las que surgieron estas ganas de escribir, para contar cómo lo vi, cómo lo interpreté y lo viví, cómo lo imaginé, cómo crecí en ese conjunto de realidades internas y externas, con sus colores y sus grises.

Es por eso que dejé un poco la computadora -que entretiene con todas sus posibilidades- y opté por coger un cuaderno y un lapicero y  descargar mis ideas y mis sentimientos, desordenados, inconclusos, inmaduros muchos, realizados otros. Es en esta tarea en la que ando ocupado en mi tiempo libre, en libertad absoluta, dentro de estas cuatro paredes donde mi esencia se expresa, donde disfruto de mis pensamientos, de los que me llegan a través de esos otros humanos que optaron por escribir y nosotros los recibimos como gustosas conversaciones en las que respondemos, debatimos, o aprobamos y felicitamos. Y ahora escribo ahí, en esos cuadernos cuadriculados de tapa roja. Por eso mi pequeño abandono a publicar en el blog.

Es cierto que no posteo con regularidad, y que incluso, como dije en Vacaciones de Novela, no he cumplido con hacer los argumentos de los libros que he estado leyendo en este tiempo. Pero en mi cuenta de Google+ he estado publicando párrafos de libros -los que despertaron respuestas en mi- el título y autor, y quizá un pequeño comentario. Eso creo es más fácil para compartir con la gente que lee Las arterias cursivas. Espero que surjan momentos para publicar algún poema o artículo o pequeña prosa, y sobretodo, que pronto concluya una novela en la que ando metido. Ya comentaré sobre eso más adelante. Gracias y bienvenidos nuevamente.

Cayo.

Hablar de autores que hayan motivado esta desición, es recordar las obras que ellos han escrito, porque creo que lo más importante en la literatura no es ¿Quién lo escribió? sino el ¿Qué escribió? Y la verdad, las obras literarias deben ser muy ingeniosas y más elaboradas que en otras ramas porque se trata de creatividad pura y la documentación necesaria para generar ambientes que parezcan reales. Algunos libros que me pusieron en la mente del autor e hicieron imaginármelo en el momento cuando empezó a escribir el libro, todas las ideas acumuladas que debió tener para sacar historias tan fantásticas fueron El Perfume de Patrick Suskind, por ejemplo. Todo aquel que haya leído esta obra aplaudirá al escritor por todas las ideas y la creatividad que tuvo para escribir algo así, el libro cuenta la historia de Jean Baptiste Grenouille, un ser totalmente distinto de la acostumbrada racionalidad y dotado de un don que lo hace totalmente distinto, posee un sentido del olfato desarrollado de manera tal que para Grenouille su única obsesión en la vida es poseer el mejor perfume del mundo para buscar antiguos paradigmas acerca de lo que es el amor y darse cuenta que él no posee olor, interpretado en el libro como el alma de las personas; además el autor tubo que contextualizar a su personaje y el ambiente está recreado en la Francia del siglo XVIII por lo que muestra lo instruido que ha estado el escritor acerca de la cultura en aquella época, y nos demuestra de manera detallada con amplias descripciones a París de aquel entonces. Este libro me gustó porque compruebo que la literatura transmite mucho mensaje y que jugar con la ficción es un arte muy creativo.
Otro libro que ha influido es Ensayo Sobre La Ceguera de José Saramago. El Premio Nobel le queda chico, este libro es excepcional, que tal historia de ciencia ficción. Este libro imagina qué pasaría si todos nos quedamos ciegos de un momento a otro, y cómo sería la organización y adaptación para convivir juntos en oscuridad, los problemas que se presentan por la comida, servicios higiénicos, etc. También muestra gran cantidad de descripción muy bien elaborada, lo que demuestra el gran trabajo del autor. Simplemente fantástico.
Además, Transacción Inaudita de … un libro cien por ciento ciencia ficción. Este libro trata de enseñar un poco acerca de la cultura rusa, los pensamientos tan distintos que tienen los científicos y las creencias que tienen en esta parte del mundo. Para ilustrar su cultura realizan gran material literario y este libro trata acerca de la creencia que existen seres muy desarrollados que habitan en el mar y observan el comportamiento de los seres humanos y al ver que éstos le están haciendo gran daño al planeta con la contaminación y demás temas que ya conocemos; deciden salir al mundo y eliminar a toda la humanidad y gobernar ellos el mundo. Al final dando el autor su mensaje acerca de cómo debemos comportarnos los humanos y ser más responsables con el planeta. Las descripciones que se hacen son claras y te hacen meter en la historia tanto así que a veces se llega a confundir con la realidad, algo usual en libros de este tipo. Ahí se ve el ingenio del autor por crear ese mundo paralelo y hacer suponer que podría ser cierto por más fantásticas e imposibles que sean las historias.

Esta clase de libros son los que me motivan a explotar la creatividad y el ingenio en una obra, sin olvidar el mensaje particular de toda historia. Ahora tengo este reto a futuro. Más adelante detallaré en líneas más amplias mi crítica y mi opinión acerca de cada uno de los textos mencionados y de libros que hayan tenido gran aceptación crítica. Punto aparte.

Dicen que la lluvia influye en el comportamiento de las personas, es algo místico.
Todos buscamos un por qué a todo y encontramos diferentes respuestas que las adoptaremos como nuestras, tendremos argumentos para sustentar esa idea, y cuando estamos seguros de lo que decimos, sabremos fundamentar nuestra posición. Pues a eso me dedico, a escribir y sustentar mi posición a enseñar lo poco que pueda haber aprendido y lograr que las personas tengan un poco más de esperanza, al saber que vivimos en el dreamland y que no hay nada que temer, que todo está bien, soy entusiasta y creyente de que las personas pueden ser realmente felices. Y mi objetivo es crear historias con mensaje.
No quiero ser un Carlos Cuauhtémoc y crear familias perfectas y hablar acerca de la moralidad y valores creados por personas. Trato de enfocarme desde otro ángulo, educando con libertad y responsabilidad.
Teniendo a la ficción como herramienta que permite la literatura y poder jugar con la imaginación y mezclarla con la realidad para dar mensaje consciente.

Tuve que buscar y preguntarme durante mucho tiempo qué es lo que realmente quería ser y hacer, algo complicado cuando te muestran un sin numero de posibilidades y preferencias, guiadas por las actitudes personales y las influencias de los demás; pero mi objetivo es distinto. Lo que hago y a lo que me dedico es delicado desde mi punto de vista, trato de buscar el sentido de responsabilidad a cada palabra que escribo y al significado que le pueda dar cada lector, por eso debo tener cuidado al escoger los términos adecuados y no confundir las ideas. Normalmente escribo con un diccionario al costado, algo básico para todos.
Pues me di cuenta que mi pasión era escribir, por esa libertad que te permite la escritura y la imaginación y además porque me gusta leer, me gusta sorprenderme con lo que algún ingenioso literato haya publicado – como Gabriel García Márquez o Mario Vargas Llosa por ejemplo, y algún día pueda de la misma manera ser creativo y contar una historia que pueda impresionar a todos, pero a la vez que asientan la cabeza al entender que el objetivo del texto no es solo el entretenimiento sino la reflexión y que todos empecemos a buscar el camino adecuado para ser realmente felices, ¿Se podrá? Estoy en el intento, y el consentimiento depende de cada uno.
Pues ya convencido de que lo mío es la escritura y la literatura, tenía que buscar las herramientas necesarias para prepararme para los objetivos que deseo alcanzar. Y ciencias de la comunicación fue el encaje perfecto. De hecho, muchos de los mejores escritores han sido periodistas en su juventud -algunos lo son hasta ahora, como los dos mencionados anteriormente- y eso me motivó, y fue el planteamiento para desarrollar y perfeccionar mis habilidades (si es que las tengo) en la universidad.
Y ahora me encuentro aquí sonriendo al mundo porque escogí lo correcto, hasta el momento creo no haberme equivocado y sigo convencido de que si quiero que las personas se den cuenta que pueden ser felices, yo les podré enseñar algo a través de la literatura, y bueno ahora también a través de medios como Internet, y como olvidarme de la música, pieza fundamental en este camino. Pero esto recién empieza y seré un buen periodista y literato y músico, responsable en todo momento, guiado por Dios, siempre y para siempre.
Doy gracias por la bendición de estar aquí escribiendo y compartiendo de esta experiencia a todos los aventureros que me acompañan. Punto aparte.