Posts etiquetados ‘libros’

He dejado un poco la metáfora por la narración. Desde que empecé a vivir la literatura, mi idea nunca dejó de estar enfocada en llegar a escribir libros, como muchos de los que están leyendo este post, así como empezaron los grandes escritores, todos con esas ganas de descargar ideas y sentimientos, no por una cuestión comercial sino como una catarsis de la que nos queremos liberar. Porque como todo ser humano, minúsculo pero único, soy un testimonio del universo, una posibilidad mágica de existencia, y todo lo que existe alrededor me ha producido tantas sensaciones, por las que surgieron estas ganas de escribir, para contar cómo lo vi, cómo lo interpreté y lo viví, cómo lo imaginé, cómo crecí en ese conjunto de realidades internas y externas, con sus colores y sus grises.

Es por eso que dejé un poco la computadora -que entretiene con todas sus posibilidades- y opté por coger un cuaderno y un lapicero y  descargar mis ideas y mis sentimientos, desordenados, inconclusos, inmaduros muchos, realizados otros. Es en esta tarea en la que ando ocupado en mi tiempo libre, en libertad absoluta, dentro de estas cuatro paredes donde mi esencia se expresa, donde disfruto de mis pensamientos, de los que me llegan a través de esos otros humanos que optaron por escribir y nosotros los recibimos como gustosas conversaciones en las que respondemos, debatimos, o aprobamos y felicitamos. Y ahora escribo ahí, en esos cuadernos cuadriculados de tapa roja. Por eso mi pequeño abandono a publicar en el blog.

Es cierto que no posteo con regularidad, y que incluso, como dije en Vacaciones de Novela, no he cumplido con hacer los argumentos de los libros que he estado leyendo en este tiempo. Pero en mi cuenta de Google+ he estado publicando párrafos de libros -los que despertaron respuestas en mi- el título y autor, y quizá un pequeño comentario. Eso creo es más fácil para compartir con la gente que lee Las arterias cursivas. Espero que surjan momentos para publicar algún poema o artículo o pequeña prosa, y sobretodo, que pronto concluya una novela en la que ando metido. Ya comentaré sobre eso más adelante. Gracias y bienvenidos nuevamente.

Cayo.

Anuncios

Vacaciones de novela

Publicado: marzo 2, 2011 en Personales
Etiquetas:, ,

Se acabaron las vacaciones, para mí, no sé cuándo empezaron, pero me han dejado muchas satisfacciones, grandes enseñanzas que me llenan de fuego y vitalidad. Algunos libros me han acompañado en este tiempo, han viajado conmigo en buses interprovinciales, las hojas de alguno se han refrescado en la brisa de una cascada en la selva, otros me han acompañado a casa saliendo del trabajo, han sido mi remedio al insomnio nocturno, han caminado, se han sentado, y con gran amabilidad, me han llenado la mente de ideas, me han dejado el pensamiento y sentimiento de otras personas, han contribuido en mi comprensión de la naturaleza humana, y seguirán ahí, como un gran apoyo.

Ahora bien, hay una costumbre que he dejado, pero que la retomaré con el ánimo de compartir las ideas recibidas, que es postear sobre las obras que me llegan y bosquejar resúmenes de su contenido. Estos libros, según el orden de su lectura son:

–          Demian, de Herman Hesse (novela).

–          Contra viento y marea, de Mario Vargas Llosa (artículos y ensayos).

–          La Colmena, de Camilo José Cela (novela).

–          El vuelo de la reina, de Tomás Eloy Martínez (novela).

–          El siglo de las luces, de Alejo Carpentier (novela), y

–          Redoble por Rancas, de Manuel Scorza (novela).

Cada post irá apareciendo según se manifieste la oportunidad. Expondré mi criterio para resumir lo que destaque y haré algún comentario sobre el aprendizaje personal que me ha dejado cada libro mencionado. Cada uno tiene su percepción acerca de un libro, espero no incomodar a nadie con la mía.

Bueno, espero todos sigan soñando, sigan imaginando y convirtiendo en realidad sus arcanos. Que la literatura los acompañe siempre, sigamos leyendo mucho y les deseo buena vibra. Punto aparte.

En esta vida, gran parte de la cultura ha sido influenciada y se mantuvo en la historia, gracias a la escritura y la literatura. Leyendo el blog Escrito por el fuego, leí una lista de los libros más vendidos en el mundo, y los textos que encabezan esta lista son los que hablan de religión (La biblia, El Corán, Citas del presidente Mao, etc.). Y en el puesto 48 está Cien años de Soledad de Gabriel García Márquez.

Es bueno saber que la escritura transmite mucho conocimiento. Por eso debemos incentivar la lectura, para que la gente pueda aprender de lo que piensan otras personas, de lo que investigan, de lo que imaginan, de lo que meditan, de lo que viven. Por eso nunca dejemos de escribir ni de leer. Un Consejo repetitivo, pero efectivo.

En internet también encontré un artículo sobre la cultura española, y se dice que en promedio, cada familia tiene 108 libros en casa. Una cifra en promedio menor al resto de Europa, pero comparándolo con nuestra realidad, creo es un punto a tomar en cuenta, debemos revisar si existen estadísticas al respecto, para tomar medidas de corrección, ya que siendo conscientes, si tuviéramos 108 libros promedio todas las familias, tendríamos otro modelo económico, educativo y social distinto.

Sigamos leyendo, punto aparte.

En mi etapa escolar, cuando ya cursaba quinto de secundaria, por algún tipo de intoxicación por el rancho de mediodía, aproveché la oportunidad para exagerar el dolor y lograr que me internen en enfermería para poder librarme de toda la rutina acostumbrada del colegio. Para la noche de aquel día logré mi objetivo y me internaron por una gastroenterocolitis aguda, y guardé reposo por una semana. Me sentía muy orgulloso de mí mismo por haber burlado a los oficiales, aunque con ayuda del médico y la enfermera de turno del colegio, quienes convirtieron mi simple diarrea a un nombre técnico que hasta da flojera volver a escribir. En aquella semana internado, conocí a un compañero el cual llevaba un mes hospitalizado porque se había fracturado una pierna y no podía caminar. Yo había buscado el estar ahí, en cambio él no tuvo opción, fue triste y doloroso según me comentó. Su tiempo se la pasaba leyendo porque su madre le traía cada semana distintos libros para que no se aburra en sus tiempos libres y de ocio, que por estar internado eran casi todo el día.
Al segundo día de estar en enfermería ya me sentía fatigado y aburrido. Y Eduardo, mi compañero al que se le fracturó la pierna, me veía y comprendía mi situación para lo cual me prestó algunos libros para ver si lograba distraerme por unas horas.
El primer libro que me dio me mantiene distraído hasta ahora. Era un libro sencillo, empastado de cartón, el libro se titula Paso de Nadar, Tío; el autor no lo recuerdo, pero por el lenguaje que se usó debió ser escrito en España. El libro que poseía un aproximado de doscientas páginas, lo terminé de leer en una hora. La historia me gustó mucho, era un noviazgo de adolescente, un chico que conoce el amor a su corta edad, cuando creía estar enamorado de una chica hermosa a la que conquistó por sobresalir en competencias de natación. Al llegar a la final del campeonato escolar, y perder en aquella oportunidad, la chica lo abandona por el ganador de la competencia. Tras mucho esfuerzo para demostrar que puede ser el mejor, y así conquistar a su chica; se inscribe en los torneos locales, llegando nuevamente a la final contra el mismo oponente con el que perdió en el campeonato escolar. Todo esto lo hizo solo para impresionar a su musa. Al final logra adjudicarse con la victoria y la chica lo busca, pero él se da cuenta que ella solo lo buscaba en los momentos de gloria. En todo ese tiempo siempre lo acompaño su amiga, en los buenos y malos ratos. Al final se da cuenta que a ella es a quien ama y a quien dedica finalmente su triunfo.
Terminado ese libro, que me gustó tanto, acepté leer todas las obras que Eduardo me prestó, y así pasé toda mi semana internado, leyendo.
Pasaron varios años, acabé el colegio, y caminando por la Feria de Amazonas, el emporio de libros en Lima, busqué por todos los puestos el extraviado Paso de Nadar, Tío. No lo encontré. Me fui a distintas librerías de Miraflores y tampoco encontré el libro. Busqué el libro por todas partes, alguna referencia en Internet o ensayo o cualquier cosa que hubiese, pero no lo logré.
Tan misterioso al final me resultó, que ni siquiera a Eduardo he vuelto a ver en más de cuatro años, y no hallo alguna referencia ni nadie que sepa de aquel recordado libro. Punto aparte.

Este conjunto de cuentos, forman parte de la nueva era de la literatura estadounidense y mundial, empleada anteriormente por el mismo Truman Capote, en sus best seller A Sangre Fría, Plegarias Atentidas, Se Oyen las Musas, etc.
Las historias aquí contadas son cortas, y no guardan una unidad temática. Las descripciones que él hace, ya son características, porque cuando se detiene en un personaje, hace una descripción de todas sus facciones, como si de una investigación policial se tratase; lo mismo sucede con los ambientes, sean cuartos o lugares en general.
De todo el libro, hubo una historia que más llamó mi atención y la que me dejó un gusto amargo en su final, es la que se titula Ataúdes tallados a mano. De hecho un típico caso policial. No son mis favoritos, pero esta historia me atrapó, quería que Jake Pepper capture al señor Quinn, propietario de una gran finca, aunque como relata el libro, Pepper se dejó llevar por la emoción más que por la razón, lo cual hizo que pierda los papeles y se obsesione con la idea de atrapar al poderoso ranchero. La historia es interesante, pero su final muy pobre. De hecho el material con el que Capote contaba, le bastaba para crear un libro solo de esta historia, y recurriendo a la literatura, podría haber fabricado otro final, pero ya conocemos a Capote, no le gusta inventar, muestra la realidad tal cual.
Los otros relatos no tienen nada de extraordinario, típicas historias de un periodista como Capote. Lo distinto de esta obra es sin duda, que en casi todas las historias, él está presente, como un personaje más. De hecho, como él cuenta, todo este libro es producto de las revisiones de su diario, de conversaciones cotidianas con conocidos, como la conversación con Marilyn Monroe en Nueva York, etre otros.
El título a propósito se basa en el primer cuento del libro, cuando Capote se encuentra en una isla del caribe, en la Martinica en Haití, en casa de una afrancesada Madame, que cuenta con sus peculiares mascotas, muchos camaleones, le explica sobre lo misteriosos que son, no solo por cambiar el color de su piel, sino por la reacción que tienen frente al piano. De hecho, estos animales se agrupan al escucharlo, y es como si bailasen. De este cuento proviene el título, y no guarda relación con los demás.
El libro, para cualquier estudiante de periodismo, es valioso porque te muestra los elementos que debemos tener siempre en cuenta, que aunque ya son conocidos, a veces se olvidan o se postergan; la observación, la descripción, los apuntes; cosas básicas en esta carrera. Punto aparte.

Gracias Gabo (Gabriel García Márquez) por esta fabulosa historia, la de Sierva María de Todos los Ángeles.
Es realmente motivador saber que la pluma de un escritor parte de un hecho real, de una nota periodística y se transforma en una historia genial. No podría negar que este libro fue el primer paso, decisivo, para seguir adelante con mis proyectos. El libro que motivó y me mostró lo fabuloso que es la literatura.
Esta obra, posee magia, para narrar y atrapar al lector y llevarlo al lugar y momento donde se desarrolla la historia. Podríamos ser algún poblador escondido que especta lo que ocurre y ve en el mercado a Sierva María De Todos los Ángeles caminando, buscando a su sirvienta, y al perro cenizo que luego la mordió; podríamos ser algún criado del Marqués de Casalduero, o algún novicio o novicia en el convento de Santa Clara. Es que simplemente cada palabra tiene un significado especial y el lenguaje usado te hace transportar a dicha época.
Es impresionante el saber conjugar las creencias locales con grandes mitos y paradigmas en la humanidad. Darle ese matiz y convertirlo en una historia que te transmite varios mensajes de acuerdo a la percepción de cada lector.
Esta historia trata de una niña que al cumplir doce años acompaña a su sirvienta al mercado para comprar arreglos para su fiesta y es mordida por un perro callejero que al parecer tenía el mal de rabia y había matado a cuatro personas. Según transcurren los días, Sierva María cae enferma con fiebre, y sus padres al enterarse lo que ocurrió en el mercado la llevan a un hospital por recomendación de Abrenuncio de Sa Pereira Cao, medico local. En el hospital poco o nada pueden hacer por la pequeña a quien califican de endemoniada porque no se llevaba bien con los blancos y empezaba a comunicarse en lenguas africanas; luego es llevada al convento de Santa Clara, donde deciden exorcizarla aduciendo también la posesión de algún demonio en el cuerpo de la pequeña niña.
En la época que sucede esta historia, las creencias de la gente hacían pensar muchas cosas, y lo que no se resolvía con ciencia, se atribuía poderes celestiales. La verdad era que la niña simplemente tenía rabia y los padre no fueron lo suficientemente capaces de asumir eso y curar a su pequeña niña. El resultado desencadena una historia realmente extraordinaria. Ver como un cura, Cayetano de Laura, encargado de exorcisar a Sierva María se enamora de ella, quien en su agonía lo reclama a su lado, incomprendida por la sociedad medieval.
Este libro se lo recomiendo a cualquier persona que guste leer. Simplemente fantástico, nuevamente gracias Gabo, por regalarme y enseñarme lo fabuloso que es la literatura. Punto aparte.

Recuerdo la clase de Lengua I en primer ciclo en la universidad, recuerdo el consejo del profesor quien decia que para escribir un libro primero debes haber leido mil. De hecho no era la cantidad exacta pero el mensaje era que se tiene que leer mucho, y la verdad que así lo es. En estos momentos me encuentro escribiendo – con gran entusiasmo – mi primer libro, y será la base, el inicio, y mostrará mis características, mi particular manera de escribir y el mensaje sustancial que le quiero dar a este primer libro, este primer proyecto.
Pues dicen que todo parte de las experiencias personales, y de hecho en mi caso no es la excepción; este libro habla de una etapa en mi vida muy peculiar y diferente al común de personas adolescentes en etapa escolar, pues en aquel tiempo estuve internado en el Colegio Militar Leoncio Prado, y son las anécdotas de ahí dentro las que motivaron -así como a Mario Vargas Llosa- a escribir y contar lo vivido en un colegio internado, pero con la diferencia que yo terminé mis estudios ahí, y mis anécdotas son distintas, aunque hay ciertas similitudes.
Gran parte de mi tiempo lo invierto en escribir, en investigar, en entrevistar y escoger lo más importante, algo que al lector le guste, una historia especial, con mensaje y responsabilidad; pero con algo distintivo, algo propio, dando esa etiqueta que muestre mi manera de escribir y mi manera de contar una historia.
Y sigo en este camino, en este proyecto, espero que mi primer libro obtenga los resultados que espero, simplemente eso. Seguiré leyendo y escribiendo, para lograr objetivos, grandes, inexplorados, porque ser bueno se consigue con esmero, pero ser el mejor es una tarea que cuidadosamente se contruye, y ahí estoy, poniendo la primera piedra; motivado por Dios, mi guía, porque lo que yo logre, será por la bendición de Él, porque Él puso las palabras en mis dedos al momento de escribir, para Él es mi trabajo. Gracias a todas las personas que me brindan su apoyo, porque eso motiva y eso me brinda confianza, gracias. Punto aparte.